Los Petroglifos

Fruto de una evolución lenta y continuada se va imponiendo la metalurgia entre nuestra gente del Espacio Natural y Arqueológico de Sete Camiños.

El "chamanismo" implantado desde el Neolítico evoluciona cara a nuevas representaciones, en este caso artísticas; tenemos que recordar que durante el megalitismo se producen ya las primeras manifestaciones en este sentido en las propias piedras que albergan las cámaras funerarias. A partir de los nuevos tiempos de la metalurgia estas representaciones se sacan al exterior de las tumbas y comienza a "decorarse" el paisaje inmediato a los poblados. Las más conocidas y representativas de estas imágenes artísticas grabadas en rocas son los petroglifos.

Se les atribuye una cronología entre 2.500-1.700 años a.C., correspondientes a los períodos culturales Calcolítico y Bronce Inicial, sobre todo por algunas representaciones de armas que tienen aparecido, aunque la mayor parte de las veces se trata de un arte esquemático sin paralelos en objetos reales reconocibles.

Esta nueva ideología que lleva a decorar las rocas está también extendida por toda Europa: desde Escandinavia (Alta, Noruega; Tanum, Suecia), Italia (Valle Camonica), Irlanda (Kerb), o incluso lugares tan remotos como Australia, Sudamérica o África. Parece que en un estadio social semejante las personas representamos el mismo tipo de símbolos y grabados.

Entre la investigación arqueológica se conoce como "grupo galaico de artes rupestre", y estaría relacionado con la región atlántica y el arraigado atlantismo de las culturas de Neolítico y des inicios de la Edad de Bronce.

Las creaciones artísticas son muy variadas, el grupo mayor es el representado por los símbolos abstractos, en forma de círculos concéntricos (combinaciones circulares), líneas, puntos (cazoletas u hoyuelos) ... también encontramos laberintos y espirales, aunque estas representaciones, pese a lo que pueda parecer, no son tan comunes.

Existen también zoomorfos, antropomorfos, retículas, cruces, etc.

Hay un caso singular que son las representaciones de armas, como el caso de las que se pueden observar en el Conjunto Rupestre de Pornedo en el Espacio Natural y Arqueológico de Sete Camiños, no son muy comunes pero su "realismo" ayudó para la identificación de la cronología de los grabados, ya que los ejemplos representados si se podían comparar con los encontrados durante las intervenciones arqueológicas.

Una de las características que más llama a atención sobre la investigación es su emplazamiento: si están representados en rocas verticales, horizontales, a ras de suelo, etc, influyendo sobre su visibilidad y localización.

Para el caso del Espacio Natural y Arqueológico de Sete Camiños parece que la situación está relacionada con lugares de buena visibilidad y control sobre su espacio inmediato, junto a caminos y orientadas cara a a la vista panorámica de su entorno.

 

Una iniciativa de: